desde este momento, no más hermanitos

Arroz con leche

Post de Artículo en Diario UNO, 27 agosto 2018

Publicado: 2018-08-27

El Ministro de Educación estrenó una versión no machista de la canción infantil: “Arroz con leche yo quiero encontrar a una compañera que sepa luchar. Valiente sí, con miedo no…”. Un buen augurio, al que se suma la defensa del enfoque de género por el presidente Vizcarra y el Ministerio. Avances notables si recordamos que hace un mes los funcionarios no se atrevían a pronunciar la palabra género en público; más aún cuando esto se da en circunstancias en que se ha pasado al voto la decisión judicial de mantener o no el enfoque de igualdad de género en el currículo. 

En este contexto, la Red de Educación de la Niña Florecer realizó un Foro sobre formación docente y género que trae importantes aportes para seguir avanzando. Los ponentes del Estado y la sociedad civil convergieron en afirmar que se trata de un proceso de cambio cultural.

Recordando a Walter Benjamin, hay dos modos de entender la cultura y la crítica cultural: como praxis políticamente implicada y transformadora del orden social o como actividad teórica que expresa un ideal emancipador. El representante del M. Educación se ubicó en la segunda postura en el Foro, afirmando que “la Igualdad de género no está explícitamente en el Marco de Desempeño Docente, pero está en el espíritu del mismo cuando plantea enseñar con igualdad y valorar la diversidad”. En contraparte la docente Ma.J.Sánchez de Fe y Alegría afirmó el primer camino a partir de su experiencia: “Los docentes tienen que reconocer los estereotipos y discriminación en sus propias vivencias…deben construir sus propios argumentos contra la desigualdad y violencia de género. No sirve darles recetas o instrucciones”.

Superar discriminaciones implica visibilizarlas, señalando explícitamente que no son solo “diferencias”, sino relaciones desiguales de poder. En esto coincidieron Sánchez y F. Muñoz, Directora de la Maestría de Género de la U. Católica. “La formación de docentes en género debe partir de reconocer las desigualdades y las asimetrías de poder entre hombres y mujeres… Hay que nombrar la desigualdad, develar los sistemas de género” (Sánchez). El objetivo es evidenciar las desigualdades entre hombres y mujeres que obedecen a jerarquizaciones, a relaciones de poder establecidas dentro de sistemas de género” (Muñoz).

No basta afirmar la igualdad de todos, porque puede suceder lo que señaló una participante: es muy bonito lo que nos dice el MINEDU, pero en mi escuela nos han prohibido hablar de género”. Es necesario además una mayor firmeza en un momento donde “las alarmas están en rojo y pende una espada de Damocles sobre la igualdad de género” (Muñoz) y donde “el punto de quiebre es la violencia de género” (Sánchez). El Foro hizo un llamado al M. Educación a recoger experiencias de formación docente en género que ya existen y a constituir una entidad responsable sobre el tema, con metas, presupuestos y rendición de cuentas.


Escrito por

Teresa Tovar

Socióloga por titulación y escribiente por fatal afición, creo que combinar indignación, risa y algo de esperanza es una buena receta


Publicado en