desde este momento, no más hermanitos

A Mamá Olivia, con cariño

Post de Artículo en Diario UNO 24 abril 2018

Publicado: 2018-04-26


Hace unos días asesinaron a una líder shipibo y luego, casi inmediatamente, quemaron a una joven en un bus.
Estamos en un país cuyo nivel de salvajismo con las mujeres es de espanto, donde las brechas se juntan: desigualdad, discriminación de género y discriminación cultural, 

A MAMÁ OLIVIA, CON CARIÑO  

Por Teresa Tovar Samanez

Olivia Arévalo, asesinada a balazos, no solo era una lideresa shipiba koniba, sino una sabia. Su voz para defender los territorios de los pueblos indígenas se juntaba con su cántico de sanación y saber ancestral. 

https://www.youtube.com/watch?v=e3oe7sA9psM

Enseñaba no solo formas de sanar, sino modos de vivir plenamente con la naturaleza. A diferencia de muchos expertos oficiales que creen saberlo todo, para Olivia las ceremonias de sanación era oportunidades para aprender. En contraste con la obsesión por medir el rendimiento, Olivia validaba sus conocimientos en la medida en que éstos ayudaban a otras personas a vivir bien: “Soy feliz cuando la gente se despide de mí sintiéndose mejor”. De manera distinta a los formatos didácticos prediseñados, Olivia enseñaba con el canto y la artesanía, fuera del aula tradicional.

Su legado plantea serios retos a la educación y coloca en agenda la importancia de temas como la educación intercultural bilingüe-EIB. Se requiere potenciar lo logrado. La EIB intenta no solo enseñar a poblaciones indígenas en su propia lengua, sino instalar un diálogo horizontal de saberes y cosmovisiones; busca no únicamente incluir a “otras culturas” en la cultura occidental y urbana, sino poner en valor de igual a igual a todas las culturas; busca soporte no exclusivamente en los técnicos, sino sobre todo en los sabios y yachachis de cada pueblo; privilegia enseñar por proyectos y experiencias, en lugar de hacerlo por áreas o asignaturas.

La puesta en valor de la cultura requiere no solo equipos comprometidos, sino la voluntad política estatal de otorgar valor público a los saberes y expresiones culturales de todos los rincones de nuestra Patria. La Ley de Lenguas es un avance que debe complementarse con reconocimientos e incentivos al manejo de las mismas. El Estado debe tomar medidas para que las “otras” culturas (que en realidad son las nuestras) tengan significado y valor real en los caminos de progreso.

Para la educación, el reto empieza por cuestionar radicalmente las propuestas homogeneizantes que siguen primando en todo el sistema y comenzar a caminar en otro carril, sin temor al desafío disrruptivo.

Mi reconocimiento y homenaje a mamá Olivia y, a través de ella, a todas las sabias de los pueblos amazónicos.


DIARIOUNO.PE


Escrito por

Teresa Tovar

Socióloga por titulación y escribiente por fatal afición, creo que combinar indignación, risa y algo de esperanza es una buena receta


Publicado en